Carl V. Hartman and the Costa Rica Collections

Expediciónes in Costa Rica

Carl Hartman viajó a Costa Rica para una expedición arqueológica en marzo de 1903 - ¡sólo dos semanas después de haber sido nombrado conservador de Etnología y Arqueología del Museo Carnegie de Historia Natural! Las actividades de su viaje se centraron alrededor de la antigua cultura costarricense, y sus medios para estudiarla incluyeron la excavación de sitios, compras de colecciones y la investigación de artefactos en museos.

Excavaciones

A pesar de que las compras, excavaciones e investigaciones de Hartman fueron todas parte integral de sus actividades en Costa Rica, sus excavaciones son lo más interesante para los científicos de hoy. En su trabajo de campo, Hartman desenterró artefactos costarricenses al mismo tiempo que llevaba un registro de los datos del entorno con fotografías, notas, diagramas y mapas. Hartman llevó a cabo sus excavaciones en cuatro sitios - tres en las tierras altas (Chinchilla, Curridabat, Concepción) y uno en Nicoya (Las Huacas). A pesar de que hay importantes fotografías del sitio Chinchilla, poco se ha escrito acerca del sitio. Los estudios de artefactos del sitio Las Huacas son numerosos.

Las técnicas que Hartman empleó son tan interesantes como los artefactos que excavó. Su enfoque era científico, meticuloso y más detallado que el de otros arqueólogos de su tiempo. Las técnicas para levantamientos topográficos que él utilizó eran similares a aquellas de la ingeniería civil - procedimientos que los arqueólogos pronto adoptarían en el mundo entero. El aprendió estas técnicas de su mentor y amigo Hjalmar Stolpe quien las había desarrollado e incorporado en la excavación de un cementerio vikingo. Los métodos rigurosos y sistemáticos empleados por Hartman proveyeron documentación precisa sobre sus hallazgos, aún en comparación a los estándares actuales. Los datos ofrecen a los científicos de hoy una perspectiva única acerca de la arqueología del noroeste y centro de Costa Rica, haciendo posible la reconstrucción de culturas pasadas a través de los objetos que éstas dejaron atrás.

Compras

Una de las mayores actividades de Hartman en Costa Rica fue la de comprar colecciones de artefactos. Los objetos comprados constituyen cerca del 75% de los artefactos en las colecciones de Costa Rica en el Museo Carnegie de Historia Natural. Los objetos comprados carecen de información contextual detallada (debido a prácticas como el huaquerismo), pero sin embargo aún pueden dar a los arqueólogos la oportunidad de compararlos con objetos obtenidos más científicamente.

A las dos semanas de haber llegado a Costa Rica, Hartman compró al Padre José María Velasco dos grandes colecciones de artefactos - las subcolecciones Velasco I y II.

En contraste con los artefactos excavados por Hartman, los objetos en las subcolecciones Velasco no ofrecen virtualmente ningún dato contextual. Velasco empleó huaqueros para desenterrar los objetos de una variedad de localidades en la Península de Nicoya y no registró, o lo hizo brevemente, la localización geográfica de cada objeto, su ubicación en el suelo, o proximidad a otros artefactos. Sin el contexto de los artefactos, a los arqueólogos se les hace difícil crear una imagen de las culturas pasadas y sus actividades a través del tiempo. Por ejemplo, un determinado objeto encontrado en una tumba puede indicar la creencia de esa cultura en una vida después de la muerte, mientras que el mismo objeto encontrado en un espacio de vivienda puede indicar el uso del objeto en la vida diaria.

Posteriormente en su expedición, Hartman también hizo una breve excursión a la costa atlántica donde obtuvo figurines de piedra del sitio Las Mercedes. A su regreso a San José, Hartman compró la Colección Troyo, así como varias otras colecciones menores.

Investigacion de Collecciones

Luego de realizar las compras a Velasco, Hartman pasó algún tiempo en el Museo Nacional en San José, donde estudió sus artefactos costarricenses, e hizo muchas fotografías de ellos. Los negativos en cristal de estas fotos aún descansan en los archivos del Museo Carnegie de Historia Natural. Las fotografías de estos artefactos, así como las de las excavaciones de Hartman, aún permanecen como evidencia de sus viajes e intereses durante su estadía de siete meses en Costa Rica.

spacer spacer spacer spacer