Carl V. Hartman and the Costa Rica Collections

Carta de C.V. Hartman a W.J. Holland del 20 de Febrero de 1903

Regresar al pagina principal de la cartas

Pulse aquí para ir a la versión en inglés

El director del Museo Carnegie, W.J. Holland, contrató a Carl Vilhelm Hartman como primer conservador de la Sección de Etnología y Arqueología el 28 de febrero de 1903. Hartman ocuparía tal cargo hasta el 1 de mayo de 1908. Las negociaciones entre ambos progresaron rápidamente y llegaron a buen puerto apenas un mes después de que Hartman iniciara el contacto desde Nueva York. En su carta del 28 de enero, Hartman había resumido su experiencia previa y había preguntado si el museo estaría interesado en contratarlo "para realizar exploraciones arqueológicas y etnológicas en Hispanoamérica". Holland reconoció, en su respuesta del 10 de febrero, que Hartman podía ser "el hombre capaz de asumir los deberes de una posición de esa naturaleza", pero quiso estar seguro de la cualificación del candidato en materia de administración museística y por tanto le solicitó un recuento más exhaustivo de su carrera profesional. El 15 de febrero, Hartman admitió la "honorable proposición" del director, pero pidió uno o dos días para considerar la cuestión. Finalmente, el candidato a conservador del Museo Carnegie cumplió con lo ofrecido el 20 de febrero en una carta manuscrita de seis páginas que se centra fundamentalmente en su experiencia museística.

El relato de Hartman enfatiza cómo inició su carrera profesional en el campo de la botánica, siguiendo los pasos de su padre, profesor de historia natural, pero cambió de rumbo a raíz de su participación en la expedición a la Sierra Madre mexicana organizada por Carl Lumholtz en 1890. Contratado originalmente como botánico, Hartman se interesó pronto por las facetas arqueológica y etnológica del proyecto y acabó dedicándose íntegramente a ellas. "Concluida la expedición del doctor Lumholtz", cuenta Hartman, "fui con él a la Exposición Colombina de Chicago, donde permanecí seis meses en el Departamento de Antropología, organizando exhibiciones y brindando asesoría en la compra y el embalaje de colecciones etnológicas" y entrando en contacto, así, con la labor museística propiamente dicha. Al volver a Suecia, Hartman fue contratado para dirigir su propia exploración en América Central. La expedición duró tres años y, en su camino de regreso a casa, Hartman pasó "seis meses en los principales museos de Estados Unidos, estudiando sus colecciones arqueológicas". En su carta, Hartman se esfuerza por hacer hincapié en su experiencia museística más que en su trayectoria como explorador o investigador de campo, lo cual parecía conveniente dada la preocupación de Holland al respecto. Hartman enfatiza muy particularmente su entrenamiento en el Museo Nacional de Estocolmo bajo la inmediata supervisión del eminente Hjalmar Stolpe: "Clasifiqué, organicé y rotulé mis colecciones y escribí catálogos descriptivos. […] Aunque la experiencia obtenida durante esos tres años de diario trato con el profesor Stolpe puede parecer no muy prolongada, la considero realmente valiosa, porque mi instructor es indudablemente uno de los hombres de museo más destacados de Europa". La apelación a la autoridad de su maestro, acompañada por su seguridad al argumentar que su experiencia museística no era muy extensa pero sí de alta calidad, debió de resultar convincente a ojos de Holland, quien como se ha visto contrató a Hartman apenas ocho días más tarde, previa aprobación del Comité del Museo presidido por C.C. Mellor. Hartman se posesionó en el cargo el 17 de marzo y dos semanas después partió hacia Costa Rica con el objeto de empezar su expedición de siete meses para el Museo Carnegie.

spacer spacer spacer spacer